Las tres vidas de Joseph Conrad

El escritor  Joseph ConradDecía Joseph Conrad que él había vivido tres vidas: como polaco, como marino y como escritor. Cuando se cumplen 150 años de su nacimiento, se plantea una buena ocasión para repasar estas tres líneas vitales, tan intensas que de su conjunción surgió una obra única.

Polaco

Józef Teodor Konrad Korzeniowski, Joseph Conrad, nació el 3 de diciembre de 1857 en Berdichev, una pequeña localidad de la antigua Polonia (hoy Ucrania). Su infancia estuvo marcada por el dolor, por el activismo anti-ruso de su padre -que incluso fue deportado a Siberia- y por el amor a los libros. Con sólo siete años falleció su madre. Cinco después, lo hizo su padre, de profesión escritor, traductor y crítico literario.

A partir de ese momento, el autor de El corazón de las tinieblas y Nostromo queda bajo la tutela de su tío. Comienza entonces su interés por África -un país que siempre le cautivó- y por el mar. Con 16 años, y ante el temor a tener que realizar el servicio militar en el ejército zarista, abandona los estudios y se enrola como marinero en el puerto de Marsella. Una nueva vida acaba de comenzar.

Marino

“Creí que era una aventura y en realidad era la vida”, dijo Joseph Conrad. Lo cierto es que la actividad marinera aportó al novelista -nacionalizado inglés desde 1886- una vida exótica y con cierto punto de romanticismo. Recorrió los mares de Australia, Extremo Oriente, la India o Borneo. Viajó al Congo en un vapor belga en plena colonización -un trayecto que le marcaría de por vida- e incluso traficó con armas en la Tercera Guerra Carlista.

En esta época también se enamoró profundamente. Sin embargo no fue correspondido e intentó suicidarse. Tras unos años enrolado en la marina británica, escribe a bordo del buque de vapor Adowa el volumen La locura de Almayer. Utiliza para esta tarea su tercera lengua, el inglés, idioma que no abandonaría en toda su obra literaria a pesar de que curiosamente nunca perdió su acento polaco. Era su primera novela y la última vez que estaba embarcado.

Escritor

La gota desterró a Joseph Conrad del mar. Sin embargo, él nunca abandonó esta “gran pasión” y decidió verterla en sus libros. De hecho, reutilizó muchas de sus experiencias anteriores para las novelas. Cabe descubrir notas autobiográficas y detalles de sus viajes en Lord Jim, El corazón de las tinieblas o El negro del Narcissus. No sorprende que muchos de sus protagonistas sean marinos o que los argumentos se desarrollen en los lugares más exóticos.

En total, Conrad escribió trece novelas, dos libros de memorias y 28 relatos cortos. Una cantidad nada desdeñable a pesar de que él mismo confesase en más de una ocasión que esta actividad le provocaba sufrimiento. Precursor del modernismo, no tuvo excesivo éxito en vida, aunque se ganó la admiración de contemporáneos como Thomas Mann o Paul Válery.

En 1924 Joseph Conrad muere por un ataque al corazón. Su obra, desde entonces, ha sido cada vez más valorada, influyendo en mayor o menor medida en autores como Ernest Hemingway, Virginia Woolf, Albert Camus y García Márquez o en cineastas como Coppola o Hitchcock. Si él tuvo tres vidas, su legado es inmortal.

Publicado en ADN.es el 03/12/2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s