Distintos modelos para dirigir un museo contemporáneo

Museo Reina Sofia¿A qué quiere parecerse el Museo Reina Sofía? El tiempo para conocer a su futuro director artístico se agota. En unas horas el ministro de Cultura, César Antonio Molina, dará dar al patronato del centro el nombre del escogido por el comité de expertos. Un único nombre de entre las 29 candidaturas que se postularon al cargo, y que han sido analizadas con entrevista incluida a los aspirantes.

Esta persona, este guerrero del arte moderno, se encontrará con el reto de colocar al centro de arte entre los grandes del panorama contemporáneo. Se ha hablado de que optan a este cargo Manuel Borja-Villel, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona; de Javier González de Durán, director del Artium de Vitoria; de la comisaria de exposiciones Gloria Moure; de la ex directora de ARCO y actual cabeza de La Laboral de Gijón, Rosina Gómez-Baeza; así como de otros nombres como Enrique Juncosa (director del Irish Museum de Dublín) o el historiador y crítico de arte Dan Cameron.

Ante el escogido quedan numerosos retos, que deberán alcanzar quizá con la vista puesta en los directores de los museos que actualmente marcan la tempertura del arte contemporánea. De la Tate Modern al MOMA. He aquí, sus responsables y sus diferentes modelos de llevar un museo.

Vicente Todolí de la Tate Modern: Aguzar el olfato artístico

Muchos se frotaban las manos cuando se dio a conocer el comité expertos para la elección del director artístico. Todolí no estaba entre ellos. ¿Sería entonces del turno del actual director de la Tate Modern, que hace unos años rechazó el cargo alegando que no quería romper su compromiso con el museo londinense? Sin embargo, la renovación de su contrato con la galería de la capital inglesa ha esfumado esta posibilidad. Eso sí, nadie duda de que hubiese supuesto una inyección de talento y olfato artístico.

Antes de dirigir la Tate, Todolí fue conservador jefe del Instituto Valenciano de Arte Moderno y director del Museo Serralves de Oporto desde su fundación. Hay que reconocer que cuando tomó las riendas del popular centro de arte contemporáneo londinense, ésta ya tenía unas cifras de visitas bastante curiosas. Sin embargo, esta tendencia no ha disminuido con el valenciano y es el centro de arte contemporáneo más visitado del planeta.

Glenn Lowry del MOMA: Un museo no es un recipiente

Nacido en 1954 en Nueva York, Glenn D. Lowry lleva doce años a cargo del Museum of Modern Art (MOMA). A lo largo de este tiempo, el museo neoyorquino ha sufrido una remodelación de 425 millones de dólares que le reportó casi tres millones de visitantes en un año y actualmente cuenta con una de las programaciones más envidiadas.

Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Harvard y asesor del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Columbia, el neoyorquino siempre ha repetido que los museos no son bóvedas estancas si no que deben ser atractivos laboratorios de innovación. Por eso no tuvo reparos en elegir al japonés Yoshio Taniguchi para la remodelación -una decisión acogida con escepticismo y aplaudida visto el resultado- y ha ido ampliando con acierto la mejor colección contemporánea del mundo.

Alfred Pacquement de la Pompidou: Hacer el museo que los artistas quieren

Nada más saberse al frente del Museo de Arte Moderno del Pompidou, Alfred Pacquement dejó claras sus intenciones. “Hacer el museo que quieren los artistas. Los artistas necesitan sentirse aquí en casa”. Era el año 2000 y, desde entonces, se ha esforzado por conseguirlo. Presume de que este museo es el único del mundo -junto con el MOMA- que posee una colección que recorre el siglo XX al completo. También de que recibe cinco millones de visitantes al año. Pero quiere ir a más y no quedarse atrás en este siglo XXI.

Este mismo año, Pacquement inauguró la ampliación del Museo de Arte Moderno del Pompidou permitiendo mostrar al público casi el doble de obras. Como retos futuros está abrir un centro hermano en la ciudad francesa Metz en 2008 y la aspiración de llegar hasta Shangai, aunque por el momento es un proyecto no muy definido.

Jeremy Strick del MOCA: El centro de arte de todos para todos

En el Museum of Contemporary Art de Los Angeles (MOCA) no sentó bien la llegada de Jeremy Strick a la dirección. Los detractores aseguraban que su experiencia previa -como conservador en el Instituto de Arte de Chicago- no era suficiente para hacer frente a las necesidades y retos de dirigir un museo como este.

Sin embargo, ocho años después, puede hacer gala de un calendario de exposiciones nada desdeñable. Tanto por el número y la originalidad, como por su atención a grandes y jóvenes artistas contemporáneos. Y, lo que no es menos importante -siempre de cara a las cifras- la respuesta del público ha sido más que buena.

Guggenheim Nueva York: Directores continuistas

El hermano mayor del museo bilbaíno se encuentra ahora mismo a la búsqueda de director tras la dimisión y marcha a la casa de subastas Sotheby’s de Lisa Dennison. Durante los dos años que estuvo al frente del centro, esta mujer, que llevaba casi treinta años en la institución, se caracterizó por la continuidad con la labor de Thomas Krens, antiguo director y actual cabeza de la Fundación Guggenheim. Actualmente un comité de expertos está definiendo el perfil que quieren y valorando candidatos para guiar al Guggenheim en el siglo XXI.

Publicado en ADN.es el 21/12/2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s