Hay literatura danesa después de Andersen

Hans Christian AndersenExiste una literatura danesa más allá de Hans Christian Andersen y Karen Blixen, la autora de Memorias de África. Existen nuevas voces que quieren tener repercusión desde esta pequeña península de menos de cinco millones y medio de habitantes. Y las editoriales españolas han comenzado a tenerlas en cuenta. En los últimos dos años se han publicado alrededor de veinte volúmenes de autores del pequeño país escandinavo. Nombres como el de Morten Ramsland o Knud Romer ya no son desconocidos, y otros muchos empujan para dejarse ver.

La crítica literaria Mercedes Monmany, que la semana pasada participó en los encuentros Creaciones danesas celebrados en Madrid, ponía hincapié en que muchas veces la mejor literatura sale de la “periferia” y no de los grandes centros culturales. Y lo reiteraba con la siguiente frase: “Cada vez que leo un autor escandinavo tengo la sensación de que, cuando son buenos, son muy buenos”. Tal vez esté en ellos la responsabilidad de revolucionar la novela del siglo XXI.

Un vistazo a estos títulos y autores pone de relevancia la heterogeneidad de sus propuestas. El mismo Ramsland desmiente cualquier asociación entre nuevos autores. Más que de una generación, hablaríamos de una serie de casuales coincidencias. Eso sí, el ambiente mágico y por momentos perturbador se mantiene en todos ellos. Cosas del carácter danés.

Son varios los autores que se decantan por las sagas familiares. “Siempre han existido, pero es cierto que en los últimos años se han escrito muchas y de mucha calidad”, acepta Ramsland. La suya, Cabeza de perro (Salamandra), presenta a una familia marcada por lo grotesco. También es saga la de Knud Romer –Quien parpadea teme a la muerte (Minúscula)-, pero con un corte más grave: el maltrato a los alemanes en la Dinamarca de los años setenta. Ambos se han inspirado parcialmente en su vida y la de sus antecesores para escribirlas y, aunque ambientadas en este país, no sería difícil extrapolarlas a cualquier otro europeo.

La sombra de los Buendía es alargada

Más sorprende el gusto danés por el realismo mágico y la novela latinoamericana. ¿Quién lo hubiese imaginado? ¿Los fríos daneses seducidos por Gabo y compañía? Pues sí. De nuevo, Cabeza de perro es un ejemplo ya que incluso la crítica lo ha comparado con Cien años de soledad. Pero también la internacional Janne Teller -que fue cooperante de Naciones Unidas y actualmente vive en Estados Unidos- confiesa las influencias de esta corriente en su novela La isla de Odín (Maeva), una crítica de los males de la sociedad moderna como el fanatismo religioso en un cuento de hadas a la danesa.

Detallistas hasta lo mínimo, los tres autores nombrados, por ejemplo, confiesan haber empleado tiempo y sudor en estas novelas. Teller incluso asegura no saber cómo fue capaz de escribir una novela tan ambiciosa. “No sé si ahora mismo tendría las fuerzas suficientes para escribir una similar”, confesó en los encuentros Creaciones danesas.

Tras ellos, otra buena cantidad de títulos se prepara para llegar a las librerías. Lengua de trapo lanzará en otoño Lo primero que viene a la cabeza de Ida Jessen, un thriller psicológico en el que dos mujeres se enfrentan a situaciones límite. También en otoño verá la luz en castellano El danés serbio (Funambulista), de Leif Davidsen, una novela que comienza como policiaca para acabar convertida en un retrato de la Europa del siglo XX. Y también rozando la novela negra, Nieve negra -en junio con Ediciones de la Torre- reune algunas de las mejores voces escandinavas del momento. Los hijos de Andersen y Blixen llegan con fuerza.

Publicado en ADN.es el 13/05/2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s