No te pierdas con Homero

Eros y Psique, de Antonio Canova.Si tuviésemos que encontrar el nexo de unión entre artistas como Leonardo da Vinci o Bernini con músicos como Strauss y Mozart, novelistas de la talla de Joyce o Byron o reyes de la pantalla como Brad Pitt, no tendríamos más remedio que rendirnos al hecho de que la mitología nunca ha pasado de moda. Los griegos crearon un imaginario de dioses e intrigas que los romanos se encargaron de copiar y, ya de paso, dejarlo de testamento a las siguientes generaciones. Desde entonces no hemos parado de releerlo y tomar nuevas notas.

Sin embargo, muchas veces se echa en falta un volumen que aglutine todas estas leyendas y esa carencia es la que intenta paliar Turner Libros al editar una de las mejores compilaciones sobre este tema. Se trata de Mitología. Todos los relatos griegos, romanos y nórdicos, que escribió hace más de sesenta años la especialista en cultura clásica Edith Hamilton (1867-1963) y cuyo carácter didáctico ha provocado que siga siendo todo un libro de referencia en la materia.

Como lo describe Carlos García Gual, catedrático de Filología Griega de la Universidad Complutense, “no es ni un diccionario ni un libro cargado de erudición” sino más bien “una introducción de carácter literario e intelectual a la mitología”. Una oportunidad que sirve para reunir entre sus páginas a Psique, Odiseo, el rey Midas u Odín y que ha sido ilustrado por el artista Abraham Lacalle.

¿Pero por qué Hamilton fue capaz de escribir un libro tan completo? Desde niña, esta estadounidense de origen alemán sintió verdadera pasión por el mundo de los antiguos griegos. A los ocho años ya sabía inglés, alemán, latín y griego y devoraba cualquier letra que le hiciese retroceder hasta el mundo regido por Zeus y sus compañeros del Olimpo.

Escritora a los cuarenta

Su formación continuó durante años. Saltando de escuela en escuela para asegurarse unos conocimientos profundos en un tiempo en el que no se consideraba demasiado importante la educación de las féminas, fue, junto a su hermana, la primera mujer en pisar las universidades de Leipzig y Munich. Ya de vuelta en Estados Unidos ocupó el cargo de directora en una escuela prepararoria de Baltimore.

Sin embargo, no fue hasta pasados los cuarenta cuando dió sus primeros pasos en la escritura. Comenzó realizando pequeños artículos sobre las tragedias griegas para la revista Theatre Arts Monthly y, como la experiencia le gustó y fue fructífera, la serie de textos se convirtió en un libro –The greek way (1930)- al que le seguiría uno similar pero centrado en los mitos romanos.

Para entonces estaba empapada de todo conocimiento sobre el mundo grecolatino y sentía verdadera pasión por este universo, que creía mucho más lleno de virtudes y lecciones que el contemporáneo. Por eso, decidió volcar todos sus conocimientos en la escritura y ya nunca interrumpiría su actividad literaria.

Tanto es así que su último libro, centrado en la figura de Platón, lo terminó sólo una semana antes de morir, cuando tenía 94 años.

Pero, entre todos su textos, es Mitología el que mejor ha soportado el paso del tiempo. Los expertos como García Gual reconocen que hay algunos datos que ya se han quedado antiguos, puesto que hoy en día el conocimiento sobre la historia grecolatina es bastante más completo que hace sesenta años. Aún así, reconocen que es uno de los mejores volúmenes para adentrarse en el Olimpo o en la guerra de Troya.

Publicado en ADN.es el 24/09/2008

Anuncios