Y Japón se hizo best-seller

Haruki MurakamiDesde las primeras expresiones escritas en japonés hasta el punto y final de After dark, la última novela de Haruki Murakami, han pasado trece siglos. Trece siglos en los que se ha ido forjando una de las literaturas más ricas e importantes del panorama universal mientras que Occidente se miraba en su espejo una y otra vez. Pero eso eran otros tiempos. Hoy las letras que vienen de Oriente despiertan el interés de críticos y lectores y son raras las editoriales que no incluyen algún título oriundo de Japón entre sus novedades anuales.

La atención por el país del sol naciente llega a todas partes y, prueba de ello, es el ciclo organizado por el Consorcio de Bibliotecas de Barcelona, que dará comienzo mañana y se extenderá hasta el mes de noviembre. Letras japonesas es el nombre de este circuito en el que se repasarán nombres claves como Yukio Mishima o los Premios Nobel Kawabata y , la creación poética en grupo puesta en práctica por algunos de sus literatos y la actualidad literaria del Japón de hoy. Un repaso que puede servir tanto para no iniciados como para los que ya han probado el sabor agridulce de sus escritos.

Mercè Altimir, profesora de traducción de japonés en la Universidad Autónoma de Barcelona y coordinadora de este ciclo, es una de las primeras sorprendidas por la fascinación que despierta una literatura a la que, si hubiese que encontrarle un denominador común, ese sería el “lugar que ocupa la emotividad, la intimidad” en todos sus escritos.

“Días tras día, la prensa está hablando de Asia Oriental. Las editoriales responden a este interés y apuestan por esas literaturas”, reflexiona Altimir, que también achaca a esta proliferación de publicaciones a que actualmente hay más traductores o al gran volumen de literatura que produce un país como Japón.

Pero sea cuál sea el motivo, la presencia de estos volúmenes en las estanterías de novedades abarca tanto a best-sellers contemporáneos como a autores clásicos nipones y sus primeros ejemplos.

Sin ir más lejos, La historia de Genji -escrito por una mujer en el siglo X, considerado clave en la literatura japonesa y precusor de la novela- ha sido recuperada en los últimos años por dos editoriales diferentes, al tiempo que casas como Siruela, Emecé, Alianza o una pequeña como Impedimenta (que este año lanzó Botchan, de Natsume Soseki) se han propuesto recuperar a los grandes novelistas del siglo XX que ha dado este país.

Literatura antes y después del manga

Novelas extensas, cargadas de personajes y en las que rezuma una visión un tanto pesimista de la vida. Así son, a grandísimos trazos, las letras a importar. Sin olvidar la vertiente poética, especialmente fecunda en la literatura japonesa.

Marguerite Yourcenar dijo de La historia de Genji que “nada se ha escrito mejor en ninguna literatura”. También rindió su particular homenaje al autor de Confesiones de una máscara con el volumen Mishima o la visión del vacío. Borges u Octavio Paz, entre otros escritores, han alabado a diferentes representantes y a la literatura japonesa en general.

Hoy la tendencia es mucho más naïf si atendemos a los escritos del ya mencionado Murakami o Banana Yoshimoto. “Describen personajes muy jóvenes, muy románticos… Lo que entra en conexión con el maga o el anime”, resume la coordinadora de Letras japonesas, que avanza que el ciclo también incluirá una conferencia sobre las viñetas japonesas.

La invitación está echada. Las letras japonesas están dipuestas para ser leídas y, si no puedes acercarte a Barcelona, nosotros te ofrecemos nuestras propias sugerencias.

Cinco lecturas niponas

La historia de Genji (Murakasi Shikibu). Cuando escribir en japonés todavía era una actividad de segunda categoría y reservada al espacio femenino, Murakasi Shikibu, dama de la corte de la Emperatriz en el siglo X, escribió esta historia, compuesta por 54 capítulos que retratan la sociedad cortesana de la época a través de las andanzas del príncipe Genji. Con decenas de personajes y no demasiado fácil de leer, está considerada como una de las primeras novelas y autores como Borges o Marguerite Yourcenaur han alabado sus virtudes. En España, la editorial Atalanta la ha publicado recientemente en dos volúmenes.

El elogio de la sombra (Junichiro Tanizaki). Sí, El elogio de la sombra es un ensayo. También puede mirarse como tratado de la arquitectura, del juego de luces y sombras, de la decoración de interiores. Estrictamente sí, pero sobre todo El elogio de la sombra es un entretenido retrato del pensamiento japonés, de una cultura que, frente a la adoración de la luz y las formas perfectas por las que se mueren los occidentales, se fija en la sombra y no concibe el mundo sin la penumbra. La editorial Siruela lo editó hace ya unos años y ha comenzado la recuperación de la obra de este autor. Por el momento, están en la calle La madre del capitán Shigemoto y El cortador de troncos. Próximamente llegarán Siete cuentos japoneses, Diario de un viejo loco, Arenas movedizas y Las hermanas Makioka. Así que si no te atreves con un ensayo tienes otras opciones.

País de nieve (Yasunari Kawabata). Un hombre que vive en un matrimonio asfixiante y que encuentra refugio en el frío y en los brazos de una geisha dispuesta a entregarle toda su alma es el punto de partida de País de nieve, una de las novelas más aclamadas de Kawabata, primer japonés en recibir el Nobel de Literatura. Obsesionado con la figura de la mujer, la soledad y con las relaciones entre ser humano y paisaje, este volumen puede resumir en buena manera la carrera literaria de este novelista, que se suicidió inhalando gas tras un periodo de depresión y enfermedad. País de nieve puede encontrarse en la editorial Emecé, que también ha publicado de este mismo autor otras novelas representativas como Mil grullas, El sonido de la montaña, La bailarina de Izu o El maestro de Go, otras buenas maneras de seguir profundizando en Kawabata y la literatura de su país.

Confesiones de una máscara (Yukio Mishima).El discípulo de Kawabata es uno de los grandes literatos del siglo XX.  Fue candidato al Nobel en numerosas ocasiones pero se hizo el seppuku -martirio por el que uno se inflige heridas y luego es decapitado- antes de que el jurado del premio sueco se decantase por él. Confesiones de una máscara es su libro más autobiográfico entre una amplia bibliografía. En él se presenta como un adolescente con inclinaciones homosexuales que intenta ocultarlo.Ha sido publicado por Espasa Calpe. Otros títulos de Mishima que pueden encontrarse en las librerías son la tetralogía de El mar de la fertilidad o Caballos desbocados -en Alianza- y hace sólo unos meses Siruela se centró en su faceta cuentista con La perla y otros cuentos.

La presa (Kenzaburo Oé). No podía acabar el repaso de los títulos más relevantes de la literatura japonesa sin mencionar a su segundo Nobel y este pequeño relato es, sin duda, una de las mejores opciones para descubrir a Oé. A través de los ojos de un niño, el novelista se sumerge en un pueblo remoto que se ve sorprendido por el accidente de un avión, en el que sólo sobrevive un hombre, en sus alrededores. El protagonista será el encargado de alimentar a este norteamericano perdido en un relato de ingenuidad e ilusión infantil que, sin embargo, guarda una sorpresa para el final. Su carácter más reciente y la progresiva atención a las letras que vienen de oriente, ha hecho que podemos encontrar fácilmente otros libros de Kenzaburo Oé. Anagrama y Seix Barral son dos de las editoriales que han traído al castellano a este Nobel. Una cuestión personal o Salto mortal pueden serlos siguientes en la tarea de descubrir a esre autor.

* Extras: Las letras japonesas tiene actualemente a dos autores como auténticos best-sellers en occidente. Se trata de Banana Yoshimoto y Haruki Murakami. Una aproximación a esta literatura no queda completa sin probar al menos un pellizco de lo que se está haciendo actualmente. Tokio blues es una de las novelas más reconocidas de Murakami, mientras Kitchen, el debut de Yoshimoto, fue una auténtica revelación en su país.

Publicado en ADN.es el 1/10/2008

Anuncios

2 Respuestas a “Y Japón se hizo best-seller

  1. Esos cinco libros son una buena introducción a la literatura japonesa. Pero por suerte es tan extensa, y tan DESCONOCIDA, que nunca dejaremos de sorprendernos. Creo que, después de la francesa, es mi literatura preferida.

  2. Bueno, otra judía , la judía fenicía Altimir. Esto esta lleno de mierda. POr ello buscáis, la sencillez honorable, de japan. No habéis visto muchos cómics japaneses, y por ello os alarmáis ante su formaculario. No penséis, solo preguntad-… no escribáis y hagáis pelis, dedicaos al “pico y pala”… es vuestro futuro… 🙂 dejad opinar a maestrus… leed y callad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s