Puccini, tan inmortal como hace siglo y medio

Hace 150 años nacía Giacomo Puccini (1958-1924), uno de los mejores compositores que ha dado la ópera. Según la leyenda, su vocación nació tras ver una representación de Aida, de Verdi, y a partir de entonces decidió volcar su talento en este terreno. Conjugó como nadie la escuela italiana con Verdi a la cabeza y la alemana de Wagner creando composiciones que se han convertido en verdaderos himnos. Incluso a los menos aficionados no se les pasa por alto nombres como La Boheme, Tosca, Madama Butterfly o Turandot. Repasamos aquí sus cuatro obras cumbre.

‘La Boheme’

Una de las principales características por las que se destacaron las óperas de Puccini fue por no dejar que la fuerza de la música y el canto decayese en ningún momento. Si hasta entonces los compositores optaban por volcar la fuerza expresiva en determinadas arias y fragmentos dejando la acción para recitativos más monótonos, el italiano prefirió que la línea musical no se quebrase en ningún momento. La Boheme, basada en un libro y posterior obra de teatro de Henri Murger, es un ejemplo de ello sin renunciar a temas de especial fuerza y emotividad como Si, mi chiamano Mimì (en el vídeo interpretado por Montserrat Caballé) o Che gelida manina. Otro de los grandes logros del compositor fue el hecho de escoger protagonistas más corrientes y reales para las historias que narraba. Los personajes de La Boheme son cuatro aspirantes a artista sin demasiada fortuna en el París de mediados de siglo y lejos de episodios de venganzas sangrientas y épicas, la trama presenta situaciones más reconocibles, como la muerte por tisis de la pareja de uno de los cuatro protagonistas.

Sigue leyendo

Anuncios

Bajo el capote de Gogol

Ilustración de Noemi Villamuza para la edición que ha hecho Nórdica de El Capote de GogolCuando Nikolái Gógol escribió los Cuentos de San Petersburgo, entre los que se incluye El capote, Dostoievski era todavía un niño o, como mucho, un preadolescente -si es que por aquel entonces ya existía esta etapa- y faltaba medio siglo para que un judío de apellido Kafka naciese en Praga. No imaginaba que estaba sentando bases, creando imaginarios y temáticas que luego estos dos autores, entre otros, recogerían y adoptarían a su estilo.

Ya lo dijo Dostoievski, “todos estamos bajo el capote de Gógol”, y, por esto y por que el próximo año se cumplen doscientos años del escritor peterburgués, la editorial Nórdica acaba de publicar este relato dentro de su colección de libros ilustrados.

“Era un hombre bastante ordinario, bajo de estatura, algo picado de viruelas, con una tonalidad de pelo que tiraba a pelirroja, un tanto corto de vista, con pequeñas entradas en la frente, arrugas a lo largo de las mejillas y ese color de cara que recibe el nombre de hemorroidal…”, describe Gógol al antihéroe protagonista, un hombre que hasta el nombre lo tiene algo ridículo: Akaki Akákievich (algo similar a que alguien se llame en España Fernando hijo de Fernando).

Sigue leyendo

Los hermanos Rosado te convierten en Dorian Gray

Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg publica el libro de Oscar Wilde ilustrado por los gemelos de San Fernando, premiados con el galardón de jóvenes artistas de la pasada edición de ARCO

Tú eres Dorian Gray
EspejoLos hermanos Miguel Pablo y Manuel Pedro Rosado te convierten en el protagonista de El retrato de Dorian Gray en la edición de lujo que publica Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg. “El propio libro es el cuadro de Dorian Gray”, explica Manuel Pedro. Una portada roja imita la tela que lo envuelve y las guardas están hechas en papel espejo “para que tú seas el primer reflejo”, para que tu te conviertas en el propio Dorian Gray.

La vigencia del genio

MP&MP RosadoOscar Wilde publicó El retrato de Dorian Gray en 1890. Más de un siglo después, los hermanos Rosado se sorprenden de la total vigencia del relato que propone. El protagonista de la novela es un hombre, que tras ser retratado, se enamora tanto de su aspecto que pide no envejecer jamás y que, en su lugar, sea por el cuadro por el que pasen los años. “Es casi más actual ahora que cuando se escribió”, reflexiona Manuel Pedro Rosado.

Sigue leyendo

Finlandia se flagela

La escritora Sofi OksanenFinlandia tiene fama de ser el país europeo con la tasa más alta de suicidios. En realidad no lo es si miramos las últimas estadísticas, pero es cierto que sigue siendo un mal latente. Lo que quizá no sea tan conocido son las altas tasas de maltrato. La escritora Sofi Oksanen lo confirma: “En Finlandia, cada seis minutos, una mujer está siendo maltratada”. ¿Alguien sigue pensando en un paraíso nórdico al nombrar este país?

Por si todavía hay alguien que tiene dudas, las novelas La dulce envenenadora (Anagrama), de Arto Paasilinna, y Las vacas de Stalin (451 Editores), de la mencionada Oksanen, borran cualquier imagen idílica que podamos tener sobre paisajes helados y ciudadanos ordenados. Ambos autores, de dos generaciones diferentes y de gran éxito en su país, no dejan títere con cabeza en el cuadro que presentan.

La novela de Paasilina, que ya publicó en España Delicioso suicidio en grupo, es la historia de una ancianita acosada por su sobrino y los salvajes de sus amigos. Cada vez que ella cobra la pensión, estos se plantan en su hogar a coger lo que creen suyo hasta tal punto que ella se ve obligada a llamar a la policía para huir. La venganza se sirve en plato frío, dice el refrán, menos mal que la entrañable viejecilla es de armas tomar.

Sigue leyendo

Max Ernst, el surrealista que escribía libros

La editorial Atalanta publica las aventuras novelísticas del artista alemán que vivió entre el surrealismo y el dadá

Un novelista particular

Tres novelas en imágenes, de Max ErnstMax Ernst publicó entre 1929 y 1934 tres novelas en imágenes: La mujer 100 cabezas, Sueño de una niña que quiso entrar en el Carmelo y Una semana de bondad. Como no podía ser de otra manera, no constaban de planteamiento, nudo y desenlace al uso. Para el artista surrealista y dadá era una manera de hacer crítica y dejar volar todo tipo de fantasías. La editorial Atalanta las rescata ahora.

Reciclaje de grabados

Tres novelas en imágenes, de Max Ernst.El artista alemán utiliza una peculiar técnica de collage para realizar estas historias. A partir de grabados de madera de mediados del XIX superpone imágenes para crear las escenas que le interesan. No utiliza demasiadas fuente en cada estampa, pero aún así los originales son totalmente irreconocibles. A finales de los años veinte y principios de los treinta, nadie utilizaba estos grabados para realizar los collages. Para Ernst, en cambio, eran el material ideal.

Sigue leyendo

La primera generación de feministas combatió el la I Guerra Mundial

Preparando armamentoImagina que un día coges el periódico y te dice directamente que sobras. A ti, mujer, soltera, joven. Te invitan a irte, a emigar en busca de un buen marido porque tú no eres más que una aberración, un sinsentido, una pieza sobrante en una sociedad que ya no te necesita. E imagina que no es eso lo más terrible. Lo peor es que es verdad: te han educado para ser esposa y madre y, si te extirpan esa meta, no tienes ni idea de cuál es tu lugar en el mundo.

Ahora vuelve a la realidad. Estás en 2008 y nada de eso es cierto. Sin embargo, si te hubiese tocado ser una mujer joven en los años veinte tu situación podría ser la del párrafo anterior. En 1921, los periódicos ingleses hablaban de “un excedente” de dos millones de mujeres e invitaban a las casaderas a emigrar a Australia, Canadá o África. Tras la Gran Guerra, los solteros eran más codiciados que nunca porque también eran más escasos. Para muchas féminas aquello no era otra cosa que el infierno en vida.

La escritora británica Virginia Nicholson rinde tributo a estas mujeres en Ellas solas (Turner), una mirada a algunas de las heroínas anónimas que supieron sobreponerse y hallar su verdadero camino.

Sigue leyendo

Cocina negra para principiantes

detectiveCuanto más tiras del hilo de la novela negra, más te das cuenta de que, no es que sus límites sean difusos, más bien es que sus tentáculos llegan a más obras de las que pudieras imaginar.

Este miércoles por la mañana se sentaron ante una mesa del festival Getafe Negro los denominados Jóvenes Bárbaros, las nuevas voces que están demostrando que tienen algo que decir en este género: Mercedes Castro, David Torres, David Gistau e Ignacio del Valle. Sorprende que la mitad de ellos reconozca que a priori su intención nunca fue la de hacer una novela negra.

“Yo no fui consciente de que estaba haciendo una novela negra hasta que me lo dijo la editorial”, aseguró David Gistau, periodista y escritor de Ruido de fondo, una historia con el tema de la violencia en los campos de fútbol como telón de fondo. Tampoco David Torres se planteó esta opción cuando daba forma a Niños de tiza, un retrato de la España de la Transición protagonizada por el mismo personaje de El gran silencio. Quién les iba a decir entonces que, en unos meses o años, protagonizarían esta mesa redonda.

Sigue leyendo